Skansen – El alma de Estocolmo

skansen estocolmo

Primer día de nuestra larga aventura por Escandinavia. Nuestro viaje fue larguísimo hasta Estocolmo, pero eso no nos evitó de arrancar el paseo a las 6am, recién bajados del avión (sin haber dormido demasiado en el vuelo).

Llegamos al hotel, dejamos las valijas y salimos rápidamente a caminar!
Estocolmo es una ciudad hermosa, con la mezcla perfecta de verde y urbano y a medida que uno se va acercando al Skansen lo verde empieza a tomar el protagonismo.

Tras pagar la entrada (muy barata), un pequeño funicular nos subió hacia el comienzo del paseo.
El lugar es una especie de museo al aire libre en donde se puede apreciar la arquitectura sueca durante distintos períodos de su historia.

Soy fanático de las construcciones rústicas de madera y las de ladrillo también, así que pasamos mas de un buen rato mirando y entrando a las distintas casas y construcciones. Algunas estaban en mantenimiento pero eso no desmejoró la experiencia en ningún momento.

En el medio del parque había unas parrillas y nuestra mente argentina no pudo evitar imaginar lo lindo que sería hacer un asado y pasar un domingo a la tarde en un lugar como ese.

Nosotros fuimos en otoño y las hojas marrones en conjunto con el verde del parque le dieron una magia muy especial a nuestra caminata.

El otro punto interesante del Skansen es el zoológico de animales escandinavos (linces, caballos MUY peludos, lobos, guepardos, bueyes, osos, lechuzas, alces, ciervos, etc). No logramos ver muchos (los ciervos y alces brillaron por su ausencia), pero sin dudas que suma al paseo. Hay un apartado especialmente pensado para los chicos en donde pueden jugar con varios animales de granja.

Al estar sobre la montaña hay momentos en la caminata en donde se puede acceder a unas vistas increíbles de toda la ciudad, nos dejaron sin aliento.
Queda claro que el Skansen no es el Tivoli ni Disney, pero si les puedo decir que es único y ya me gustaría tener algo parecido cerca de casa.

Al final del recorrido está la zona del teatro, donde supongo harán eventos de vez en cuando. Ahí aprovechamos para comer en el restaurant, que si bien sencillo, cumplió de sobra con el objetivo de llenarnos la panza y descansar los pies.

Dicen que en navidad el Skansen cobra nueva vida con una feria y varias actividades relacionadas con la época, pero supongo que esa experiencia nos quedará para un próximo viaje!

skansen estocolmoskansen estocolmo fotos roxirositaskansen estocolmoskansen estocolmo skansen estocolmoskansen estocolmo skansen estocolmoskansen estocolmo skansen estocolmoskansen estocolmo skansen estocolmoskansen estocolmo skansen estocolmo skansen estocolmo skansen estocolmo skansen estocolmo skansen estocolmo skansen estocolmo
Gaby.

Este blog se alimenta de tus comentarios...

comentarios

About the Author:

Fotógrafa apasionada del arte, los viajes, el buen comer, los colores y el surrealismo.
Creando una mirada propia, disfrutando mucho mas estar detrás del lente expresando mi punto de vista sin palabras.

1 Comments:

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *